Le pido a la viciosa de mi vecina que me ayude a masturbarme

loading video
0 views
|

Dicen que las vecinas siempre están ahí para ayudarnos y, aunque yo no lo creía, realmente es así. Pero, no solo para los problemas que nos suceden a diario. También están para ayudarnos en las cosas buenas, como por ejemplo: aprender a masturbarnos. Para comprobar que esto es cierto, te he traído una escena donde verás como la vecina le  enseña a masturbarme hasta correrme. La muy puta se desnuda al lado de mi cama y comienza a hacerme la paja. Ella de vez en cuando me lo escupe y yo, de verla desnuda con sus enormes tetas, me corro enseguida. ¡Me dieron ganas de follarla!