Se la follo en la cocina y después se bebe su propia corrida – ¡El porno español más casero!

0 views
|

Un día me desperté con muchas ganas de follar. Por ello, fui directo a buscar a mi esposa Pamela. Para mi sorpresa, estaba en la cocina preparándome el desayuno. Pero, lo que ella no sabía era que yo lo único que quería comerme era su coño. Por lo cual, le quito su pantalón y la comienzo a follar en diferentes posiciones mientras ella cocina. Al final, me pasa un vaso, me corro en él y me tomo mi corrida. ¡Qué buena lefa!